Monthly Archives: November 2014

Prayer for the coming of Christ

Grant your faithful, we pray, almighty God,
the resolve to run forth to meet your Christ
with righteous deeds at his coming,
so that, gathered at his right hand,
they may be worthy to possess the heavenly Kingdom.
Through our Lord Jesus Christ, your Son,
who lives and reigns with you in the unity of the Holy Spirit,
one God, for ever and ever.

-Collect, 1st Sunday of Advent

Advent wreath

A Prayer for Thanksgiving

Father all-powerful,
your gifts of love are countless
and your goodness infinite;
as we come before you on Thanksgiving Day
with gratitude for your kindness,
open our hearts to have concern
for every man, woman, and child,
so that we may share your gifts in loving service.
Through our Lord Jesus Christ, your Son,
who lives and reigns with you in the unity of the Holy Spirit,
one God, for ever and ever.

-Collect for Mass on Thanksgiving Day, Adaptation by the USCCB

Help for those asked to “offer a prayer” in public on various occasions

This short 10 minute video provides a structure or pattern to help you on those occasions when you are called up to “offer a prayer” in a public setting – whether it is to open a meeting, recognize a birthday or other significant event, prayer before a meal, or just about anything else!

Having trouble viewing the video?  Click on this link http://youtu.be/mSR_novV9nE

El Día de Acción de Gracias, una fiesta profundamente católica

dia-de-accion-de-gracias-20121
Para la mayoría de los norteamericanos, el Día de Acción de Gracias es un día especial, donde ante todo se celebra la unidad familiar. En efecto, las familias se reúnen en Thanksgiving con más frecuencia que en cualquier otra fiesta, incluyendo la Navidad, y según estadísticas de las tiendas, este es el día en que más comida se consume en el país.

Pero además de estos aspectos tradicionales del encuentro familiar y de la gran cena, está también el sentido religioso de esta fiesta, muy presente desde sus orígenes. Según la tradición, los peregrinos celebraron la primera cena de agradecimiento en 1621, junto a un grupo de nativos. El evento quería ante todo dar gracias a Dios por la abundancia de las cosechas en el nuevo mundo.

Con el paso de los años, esta celebración se convirtió en un evento nacional, finalmente sancionado por el mismo Presidente George Washington. Hoy, los católicos celebramos el Día de Acción de Gracias no sólo como una fiesta nacional, sino también como una fiesta auténticamente católica.

Digo que es una celebración verdaderamente católica porque incluso antes de la “primera” celebración de Thanksgiving en 1621 en suelo norteamericano, el 30 de abril de 1598, en Texas, Don Juan de Oñate ya había declarado oficialmente un “Día de Acción de Gracias”, que fue conmemorado con el santo sacrificio de la Misa.

Oñate hizo lo más propiamente católico: celebrar la Eucaristía, una palabra que viene del término griega Eukaristein, y que significa, precisamente “acción de gracias”.

En efecto el Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que “Creer en Dios, el Único, y amarlo con todo el ser tiene consecuencias inmensas para toda nuestra vida”, (CCC 222); y luego agrega que esto implica, “vivir en acción de gracias: Si Dios es el Único, todo lo que somos y todo lo que poseemos viene de él: ‘¿Qué tienes que no hayas recibido?’ (1 Co 4:7) ‘¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?’” (Sal 116:12) (CCC 224)

Esta es la razón por la cual, pese a que Thanksgiving no es una fiesta de guardar en el calendario católico, el calendario litúrgico de la Iglesia en los Estados Unidos lo celebra con la solemnidad de dos lecturas — una del Antiguo y otra del Nuevo Testamento — y con una emblemática lectura del Evangelio de Lucas: el pasaje del “Magnificat” pronunciado por la Santísima Virgen María, en la que ella declama una de las más hermosas y profundas acciones de gracias al amor infinito de Dios: “proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva… porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí, y su nombre es santo”. (ver Lc 1: 41-55)

Aunque la Virgen María lo vivió de manera única y privilegiada, todos podemos decir que en nuestra vida, en nuestra familia, en San Antonio y en Estados Unidos, podemos elevar nuestra acción de gracias a Dios porque nos ha dado más de lo que imaginamos o merecemos, simplemente porque, como nos dice nuestra Santa Madre, Él ha hecho obras grandes por nosotros, y su nombre es santo.

Por eso, los católicos no sólo debemos celebrar el Día de Acción de Gracias con profundo espíritu de oración, agradecimiento y alegría, sino que la celebración de este día nos debe llevar a recordar que nuestra vida como católicos es una constante acción de gracias, a través de nuestros actos de la vida cotidiana, que deben todos ellos dar gloria a Dios, y de manera especial a través de la celebración de la Eucaristía, que como nos dice el Catecismo: “La Eucaristía es un sacrificio de acción de gracias al Padre, una bendición por la cual la Iglesia expresa su reconocimiento a Dios por todos sus beneficios, por todo lo que ha realizado mediante la creación, la redención y la santificación. ‘Eucaristía’ significa, ante todo, acción de gracias”. (CCC 1360)

Este fin de semana iniciamos el tiempo especial del Adviento. A través de él nos preparamos para recibir el supremo regalo de Dios: su propio Hijo, hecho uno de nosotros para reconciliar a la humanidad.

Rezo de todo corazón a nuestra Santa Madre, la gran agradecida del Señor, para que nos prepare con un corazón lleno de acción de gracias para los grandes misterios de la Navidad.

Fuente:Today’s Catholic
http://www.satodayscatholic.com/gomezspan_112108.aspx

Reflections for those who plan liturgies

Many catechetical leaders also have the responsibility, at least from time to time, of planning liturgies or working with those who plan liturgies.  Given that in catechesis we are about the lex credendi of the Church, it makes sense that we get our hands dirty with the lex orandi as well.

When such occasions approach, we would do well to remember the reflections offered by one Anthony Oleck.  http://blogs.nd.edu/oblation/2014/11/19/livin-la-vita-litourgia/

FTCM Spring 2015 Schedule & Registration available

The FTCM Spring 2015 Schedule and Registration can be downloaded from www.archgh.org/oec/ftcm

The Formation Toward Christian Ministry (FTCM) program offers basic theology and spiritual development to Catholic adults who want to deepen their commitment to Jesus and more fully answer their baptismal call to service as a mature disciple.

FTCM Spring Schedule