Monthly Archives: January 2016

The US Bishops and “Moments of Mercy”

Moments of Mercy will offer brief reflections on mercy and concrete suggestions of how we can live out the mercy that God offers us all.  These are perfect for busy days since they help us to slow down for just a few minutes and think about the gifts God has blessed us with and how we can share them.

See them at http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/new-evangelization/jubilee-of-mercy/moments-of-mercy.cfm

On inculturation and the liturgy

Read the reflections of Archbishop Piero Marini, president of the Pontifical Committee for International Eucharistic Congresses on the pressing need for the liturgy to be inculturated.

http://www.cbcpnews.com/iec2016/?p=419

A reminder of what our Catechetical Framework says in part about inculturation and catechesis:

All human beings, created in the image and likeness of the Triune God, are of their nature essentially relational and social. Therefore, the truth of the Gospel cannot be communicated except through the socio-cultural context in which real people actually live. There can be no such thing as an a-cultural articulation of the faith. “Since catechesis always occurs within a social and cultural context, catechists must carefully consider both the integrity of the Christian message they announce and the particular circumstances in which they announce it” (NDC 14).

The prototypical example of this inculturated expression of the Gospel is none other than the Lord Jesus Christ himself. “The Word of God became man, a concrete man, in space and time and rooted in a specific culture” (GDC 109). Those engaged in the ministry of catechesis are called to follow this divine pedagogy and articulate the Gospel message by means of the actual socio-cultural reality in which those to whom the catechesis is directed find themselves. “Evangelization loses much of its force and effectiveness if it does not take into consideration the actual people to whom it is addressed, if it does not use their language, their signs and symbols, if it does not answer the questions they ask, and if it does not have an impact on their concrete life” (EN 63).

Central Themes of the GDC, revisted

In 2000 the National Conference for Catechetical Leaders commissioned a series of twelve articles to explore central themes from the General Directory for Catechesis. In 2015, the NCCL Evangelization Committee invited twelve catechetical leaders to revisit the original twelve articles and offer contemporary reflections on the original themes.

View the original articles and the contemporary responses at http://www.21stcenturycatholicevangelization.org/feature.html

Santo Tomas de Aquino

En el santoral del día de hoy la Iglesia recuerda a Santo Tomas de Aquino, cuya teología fue una sintonización de la teología patrística en el esquema filosófico de Aristóteles. Estamos tan removidos hoy en día de esas corrientes filosóficas, que nos es difícil estudiar su teología. Con la ayuda de una introducción, puedes leer su obra magna la Suma Teológica aquí: https://sumateologica.files.wordpress.com/2009/09/sumadeteologia1.pdf
Tambien es edificante su vida, de la cual puedes leer aquí: http://www.dominicos.org/grandes-figuras/santos/santo-tomas-de-aquino/biografia-y-semblanza-espiritual

Official Catechetical Texts for Year of Mercy have free study guides

The Pontifical Council for the Promotion of the New Evangelization has produced a series of 8 booklets that together constitute the official catechetical texts for the Year of Mercy. Our Sunday Visitor (OSV) is the official publisher in the United States and these texts can be found here.

OSV has also produced free study guides for these texts. These free study guides can be found here.

Peregrinación en el Año de la Misericordia

Recordando que la practica de la peregrinación es un recordatorio de que el caminar hacia la meta de la misericordia requiere sacrificio, les compartimos estas palabras que el papa tuvo la semana pasada a un grupo de peregrinantes:

«Sería un error pensar que los que van en peregrinación viven una espiritualidad que no es personal sino de ”masa”, cuando en realidad el peregrino lleva consigo su propia historia, su propia fe, las luces y sombras de su vida . Cada uno lleva en el corazón un deseo especial y una oración particular. El que entra en el santuario siente inmediatamente que se encuentra como en casa, acogido, entendido y sostenido»

«Por eso», añadió, «la palabra clave que quiero subrayar hoy con vosotros es acogida. Con la acogida, por decirlo así, ”nos jugamos todo”. Una acogida afectuosa, alegre, cordial y paciente…Jesús habló de la acogida, pero sobre todo la practicó. Cuando leemos que los pecadores, por ejemplo Mateo o Zaqueo recibían a Jesús en sus casas y se sentaban con él a la mesa es porque, ante todo, se sentían acogidos por Jesús y eso les cambió la vida».

El papa Francisco recordó que el peregrino que llega al santuario a menudo está cansado y tiene hambre y sed:
«Y tantas veces esta condición física refleja la interior- Por esto esa persona necesita ser bien acogida, tanto material como espiritualmente… Cualquier persona, joven o anciana, rica o pobre, enferma o atribulada o turista curioso, debe encontrar la acogida debida porque en cada uno hay un corazón que busca a Dios, a veces sin darse cuenta plenamente».
Por último constató que los sacerdotes ofrecen en esos lugares una acogida especial como ministros del perdón de Dios porque el santuario es «la casa del perdón, donde cada uno se encuentra con la ternura del Padre que tiene misericordia de todos, sin excluir a ninguno. Los que se acercan al confesionario lo hace porque están arrepentido de su pecado… Los sacerdotes que desempeñan un ministerio en los santuarios han de tener el corazón impregnado de misericordia: su actitud debe ser la de un padre».
el corazón impregnado de misericordia: su actitud debe ser la de un padre».

Fuente: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=25810

Pope to join in ecumenical observance of 500th anniversary of Reformation

Yesterday, the feast of the Conversion of St. Paul, marked the end of the Octave of Prayer for Christian Unity.  It was in that context that it was announced that Pope Francis will travel to Sweden this fall to participate in an ecumenical observance of the 500th anniversary of the Reformation.

Read more about this historical shift at http://en.radiovaticana.va/news/2016/01/25/pope_lund_visit_is_new_phase_of_lutheran-catholic_relations/1203705

Cierre de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

Este lunes marca el cierre de una semana dedicada a orar por la unidad de todos los Cristianos. Estas son algunas de las palabras del papa Francisco:

En primer lugar, compartir el Bautismo significa que todos somos pecadores y tenemos necesidad de ser salvados, redimidos, liberados del mal. Es este el aspecto negativo, que la Primera Carta de Pedro llama «tinieblas» cuando dice: «[Dios] los ha llamado fuera de las tinieblas para conducirlos a su admirable luz». Esta es la experiencia de la muerte, que Cristo ha hecho propia, y que es simbolizada en el Bautismo al ser sumergidos en el agua, y a la cual sigue el resurgir, símbolo de la resurrección a la nueva vida en Cristo. Cuando nosotros cristianos decimos que compartimos un solo Bautismo, afirmamos que todos nosotros –católicos, protestantes y ortodoxos- compartimos la experiencia de estar llamados de las tinieblas feroces y alienantes al encuentro con el Dios vivo, pleno de misericordia. Todos de hecho, lamentablemente, tenemos experiencia del egoísmo, que genera división, cerrazón, desprecio. Volver a partir del Bautismo quiere decir reencontrar la fuente de la misericordia, fuente de esperanza para todos, porque ninguno está excluido de la misericordia de Dios, ninguno está excluido de la misericordia de Dios.

El compartir esta gracia crea un vínculo indisoluble entre nosotros los cristianos, así que, en virtud del Bautismo, podamos considerarnos todos realmente hermanos. Somos realmente pueblo santo de Dios, aunque si, a causa de nuestros pecados, no somos todavía un pueblo plenamente unido. La misericordia de Dios, que actúa en el Bautismo, es más fuerte de nuestras divisiones, es más fuerte. En la medida en que recibimos la gracia de la misericordia, nosotros nos transformamos siempre más plenamente en pueblo de Dios, y nos transformamos también en capaces de anunciar a todos sus obras maravillosas, precisamente a partir de un simple y fraterno testimonio de unidad. Nosotros cristianos podemos anunciar a todos la fuerza del Evangelio comprometiéndonos a compartir las obras de misericordia corporales y espirituales. Este es un testimonio concreto de unidad.

En conclusión, queridos hermanos y hermanas, todos nosotros cristianos, por la gracia del Bautismo, hemos obtenido misericordia de Dios y hemos sido recibidos en su pueblo. Todos, católicos, ortodoxos y protestantes, formamos un sacerdocio real y una nación santa. Esto significa que tenemos una misión común, que es aquella de transmitir la misericordia recibida a los otros, comenzando por los más pobres y abandonados. Durante esta Semana de Oración, rezamos para que todos nosotros discípulos de Cristo encontremos el modo de colaborar juntos para llevar la misericordia del Padre a cada parte de la tierra.

fuente : http://padrenuestro.net/el-papa-francisco-nos-habla-de-la-semana-de-oracion-para-la-unidad-de-los-cristianos/